SAN MARTIN CANTÓ VICTORIA EN LA CIUDADELA

SAN MARTIN CANTÓ VICTORIA EN LA CIUDADELA

30 julio, 2012 0 By exequielllanos

El equipo de Carlos Ramacciotti se impuso ante Atlético Tucumán por 1 a 0. Ruben Molina fue el autor de la conquista. Dentro de siete dias, jugarán la revancha en el “Jose Fierro”.

Cosa de brujas, dirán algunos. No solo porque hace menos de una semana, el mismo Carlos Ramacciotti vaticinó el resultado: “el domingo ganamos 1 a 0”; sino porque también el santo logró cortar el maleficio después de siete años sin vencer a su archirrival. La última vez había sido el 5 de octubre de 2005, por el Torneo Argentino A, cuando San Martín se impuso por 2 a 0 en la Ciudadela.
Cuando el partido ya moría y muchos pensaban que la igualdad cerraba el trámite entre “santos” y “decanos”, apareció Rubén Molina e hizo estallar la Ciudadela. El “Negro” puso 1 a 0 el marcador a favor de San Martin y sentenció el resultado.
Durante la primera etapa, hubo chances en ambos equipos. La mas clara para San Martin estuvo en los pies de Gustavo Balvorín, que al minuto de juego tuvo un mano a mano con Ezequiel Cacace. El balón rozó el travesaño y el nueve no pudo festejar.
Por el lado de los de 25 de Mayo y Chile, Luis Miguel Rodriguez tuvo la gran oportunidad de abrir el marcador. Intentó hacer la personal, Pave le dijo que no y su compañero de area Juan Manuel Cobelli quedó al borde del palo derecho pidiendo la pelota. Asi pasaron los primeros 45 minutos, con mucho futbol y pocas ideas concretas.
Ya en el complemento, la historia fue distinta. San Martin salió decidido a buscar la victoria, y mal no le fue. Héctor López, Rúben Molina y Gustavo Ibañez hicieron la combinación perfecta para que el “santo” diera vuelta la historia y quebrara el marcador, y de esa manera poner un poco de justicia en el partido. Claro que habia que vencer una gran muralla.
Mas allá que la defensa decana mostró ciertas falencias, en el caso de Deivis Barone por ejemplo, el invencible hasta los 88 minutos fue Ezequiel Cacace, que tuvo un buen debut en la valla decana y hasta ese momento era la figura del partido. Pero, un minuto después, la Ciudadela estalló de la mano de Ruben Molina.
Luego de un desborde del “Súper Ratón” Ibáñez por el sector izquierdo, mandó un centro y habilitó al número ocho, éste la mando directo al segundo palo y el gol, merecido gol, por fin llegó. De esta manera, el primer clásico de invierno quedó en manos de los dirigidos por Carlos Ramacciotti. Dentro de siete dias será la revancha en el Monumental. Ricardo Rodriguez y el “decano” van por ella.
 

Florencia Garcia Rojas